“Con las manos vacías”, Ana Tortosa y Cecilia Varela.

Hoy traigo al blog un precioso cuento que habla sobre una niña, Alba, que se dirige a casa de su amigo Mario para celebrar su cumpleaños. Por las ilustraciones parece que los dos viven en la playa, así que el camino de la niña está repleto de referencias al mar: pulpos, conchas, estrellas de mar, caracolas, cañas de pescar,  gaviotas, catalejos, mensajes en botellas, el timón de un barco, el cofre de un tesoro, anclas, y, por supuesto, un faro. La niña se pasa todo el camino intentando pensar en el regalo perfecto para su amigo, aunque al final llega a casa de Mario con las manos vacías (de ahí el título del cuento, claro). Pero el cuento acaba bien, porque, al fin y al cabo, un amigo es un amigo.

El libro tiene unas ilustraciones maravillosas, alegres, optimistas, en colores pastel. La historia es sencilla y muy poética, quizá demasiado para un niño de cuatro o cinco años, que es la edad a la que se dirige el libro. Pero a mí me encanta ojearlo de vez en cuando. Un tesorito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s