“Sálvora, diario de un farero”, libro de Julio Vilches.

En esta estupenda autobiografía llena de divertidas anécdotas y algunas travesuras, Julio Vilches nos cuenta las experiencias que vivió trabajando en el faro de la isla de Sálvora (ría de Arousa), su primer y único destino desde 1980. Allí trabajó, formó una familia y vivió hasta su jubilación, en 2017. Cuando él empezó, eran 3 los fareros que atendían esta luz, haciendo turnos de 2 semanas con otras 4 de descanso (luego estas jornadas de trabajo se modificaron), que él aprovechaba intensamente para visitar familia y amigos y viajar por el mundo: tras recorrer a fondo España y Portugal visitó Londres, Marruecos, Cuba, Ecuador, Perú, Brasil, Asia Central… Y algo, que me llamó la atención, muchas veces de faro en faro.

El día que llegó a la isla el faro le recibió rodeado de una densa niebla, como si quisiera esconderse prudentemente antes de mostrarse como es. En aquel momento estaba siendo reformado para acoger a sus nuevos moradores y la isla pertenecía a los marqueses de Revilla. Julio nos habla de sus novedosas aunque rutinarias tareas diarias, como farero, como albañil, como pintor, como electricista, como leñador (el faro exige mucho…);  los problemas causados por los temporales, los naufragios que auxiliaron, de cómo eran espectadores privilegiados de las actividades de los contrabandistas, con persecuciones y tiroteos incluidos, de su lucha contra los incendios, de los cambios de compañeros y las consecuencias de avances tecnológicos y administrativos, de los accidentes y enfermedades que padecieron. De la muerte y del dolor, de mucho dolor.

Pero también nos habla de las inmensas vistas que abarcan desde Portugal por el sur hasta Fisterra por el norte; su buena relación con los fareros de Ons, con quienes compartían comidas, fiestas, juegos y noches de radio; sus paseos en dorna por las rías, sus observaciones del firmamento y sus ratos para escribir; de cómo cazaban conejos, capturaban, pulpos, nécoras o percebes y cuidaban su huerto; cómo tuvieron que aprender a compartir la isla con el guardés y los dueños del pazo así como con ciervos y caballos salvajes; nos habla de los parientes y amigos que les visitaban para compartir aquella vida idílica, de los amores que fue encontrando por el camino y de la familia que formó allí…

Una lectura muy ágil y un libro repleto de personajes variopintos, divertidos y que se hacen querer. Me hizo especial ilusión leer las historias en las que aparece Jesús, el farero que conocí en Ons; su hermana Carmen fue también farera con Julio en Sálvora y es parte muy especial de este libro, cuya lectura os recomiendo vehementemente.

7 pensamientos en ““Sálvora, diario de un farero”, libro de Julio Vilches.

  1. Pingback: EG1SI, crónica de un S.E.S. | Radio Club Iria Flavia (ASORAPA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .