Que se marcha el 2021.

Cuando hace un año despedíamos el 2020, todo el mundo (y yo la primera) estábamos convencidos de que el 2021 sería mejor, era imposible empeorar el año del confinamiento. Pero noooo, no hay nada imposible y estos últimos doce meses han sido aún peores que los anteriores. Hablo obviamente desde mi micromundo, que ha sufrido mucho este año y que termino encerrada en casa desde el 24 de diciembre y hasta el 5 de enero, es decir, absolutamente todas las fiestas, por culpa de ese bicho que no quiero ni nombrar. Podía ser peor, podría haber terminado en el hospital o en el cementerio, o estarlo sufriendo en soledad. Mucha gente me acompaña (a prudente distancia) y me envían ánimos, provisiones y lo que necesite. Pero es frustrante intentar ser prudente, cuidadosa y cumplidora y que te salga mal la cosa de todas formas. Menos mal que nos vacunamos y el asunto no está siendo grave, pero de verdad que me tiro de los pelos. No sé ya que esperar del 2022, no quiero ni pedir nada que no sea salud.

Y es que hace un año tenía una lista de propósitos estupenda que voy a repasar ahora mismo:

  • Viajar a Florencia con mi hija, alquilar un coche y recorrer la Toscana. [bien, he ido a Suiza y no ha sido con ella, no es lo mismo pero podría ser equivalente].
  • Desconectar más a menudo el teléfono para hacer otras cosas. [Sí, un poquito más sí lo hice]
  • Tirar recuerdos que ya no quiero recordar. [Perfecto, objetivo cumplido]
  • Alquilar una casita para pasar varios días muy cerca del mar. [Nada de nada]
  • Ir a un musical [NO], a un ballet [SÍ], a una obra de teatro [NO] y a un concierto [SÍ, gracias, Carlos Núñez por partida doble, tan genial como siempre].
  • Poner una lámpara en la entrada que den ganas de entrar y quedarse. [Hecho, pero por desgracia fue un regalo de despedida que hubiese cambiado por no tener esa despedida]
  • Leer al menos 10 libros de los que tengo en mi «estantería de libros sin leer». [SÍ, pero es que me tientan tanto los que veo en la biblioteca…]
  • Aprender más recetas nuevas. [También]
  • Hacer algo con las fotos que tengo en el ordenador. [No]
  • Conseguir el difícil equilibrio entre ir más despacio a todo y no llegar tarde siempre. [Pufff, imposible, otro año será]
  • Pasear más por la Naturaleza. [Noou, como diría mi hija]
  • Apuntarme a un curso de vela. [Nopi]

Bueno, tampoco era una lista muy exigente, la verdad. Pero hoy no quiero hacer una nueva, no tengo cuerpo para ello. Aunque ahí están mi calendario y agenda nuevos deseando ser estrenados, iré paso a paso y día a día, que ya bastantes planes se hacen a mi alrededor y me dejaré arrastrar por alguno, en todo caso.

Sí espero poder seguir escribiendo sobre faros, visitarlos y leer sobre ellos. Espero que mucha gente los descubra como la maravilla que son, los visite y los cuide. Espero que me sigáis leyendo, aunque escriba menos, y que me enviéis vuestras fotos y noticias de viajes. Espero que os sigáis acordando de mí cada vez que veáis un faro.

Un abrazo muy fuerte y que sea lo que Dios quiera.

8 pensamientos en “Que se marcha el 2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.