“Valerosas 1. Mujeres que sólo hacen lo que ellas quieren.”, Pénélope Bagieu.

En la actualidad, afortunadamente, el papel de las mujeres en la ciencia, el deporte, el arte y la sociedad en general está recibiendo una inusitada atención que ha llevado, entre otras cosas, a echar la vista atrás y recuperar las biografías de muchas féminas injustamente olvidadas.

Entre las muchas publicaciones sobre el tema, hoy traigo al blog este cómic para adultos de la autora parisina Pénélope Bagieu, recomendado por mi amiga Inés. En él podemos conocer la historia de 15 mujeres que en su época y por diversos motivos rompieron moldes. De ellas, debo reconocer que sólo conocía a 3 y así por encima, así que he podido descubrir un montón de historias fascinantes. Entre ellas la de la italiana Giorgina Reid, la guardiana de faros. Se marchó muy joven a EE.UU., donde estudió diseño textil. Cuando se casó, ella y su marido compraron una casita al lado del mar en Rocky Point (Long Island – Nueva York); pero pronto descubrieron que los temporales que azotaban la costa estaban erosionándola, y en pocos años muchas casas acabarían en el océano. Y no sólo las casas, si no también el faro de Montauk, construido en tiempos de George Washington. Las autoridades decidieron que, por su alto coste de mantenimiento y su antigüedad, no merecía la pena mantenerlo, así que lo abandonan a su suerte. Pero Giorgina, con la ayuda de su marido y de muchos voluntarios de Rocky Point, trabajaron durante 15 años reformando el acantilado con un ingenioso sistema japonés de bancales. Quince años. Todos los domingos. Y salvaron el faro. Giorgina se sintió inmensamente feliz, y recibió en vida numerosos reconocimientos, como por ejemplo ver cómo le ponían su nombre a una de las salas del museo en que se reconvirtió el faro. Desde 2012 el edificio es Monumento Histórico Nacional, aunque Giorgina, que falleció en 2001 con 92 años, ya no pudo verlo.

Espero que hayáis disfrutado de esta historia y os animo a leer las demás, igual de interesantes.

 

Anuncios

“El faro”, de P. D. James.

Estupenda novela policíaca que me ha hecho volver a la escritora inglesa P. D. James después de haber leído hace años Mortaja para un ruiseñor, otra investigación del comandante y poeta de éxito Adam Dalgliesh. En esta ocasión, el detective y su equipo deberán desplazarse a la ficticia isla de Combe, en la costa de Cornualles; dicha isla, propiedad de la familia Holcombe desde el s. XVI, funciona como lugar de descanso y aislamiento para personas adineradas y con grandes responsabilidades profesionales: políticos, altos mandos del ejército, científicos de prestigio, grandes artistas, etc. Uno de sus ilustres visitantes aparece ahorcado, colgado de la barandilla en lo alto del faro de la isla. Dicho faro ya no está en funcionamiento, otro más moderno ha usurpado sus funciones. Pero su edificio blanco y su linterna roja atraen a diario a los paseantes; encierra además una terrible historia acaecida durante la Segunda Guerra Mundial que iremos descubriendo a lo largo de las páginas del libro. Finalmente, el desenlace de la investigación nos llevará de nuevo hasta su torre.

El faro es el penúltimo libro de la saga de este detective, formada por catorce títulos. Tanto el protagonista como sus subordinados han ido mostrándose y evolucionando a lo largo de todos ellos, y, aunque pueden leerse de forma independiente, hay pequeñas historias y detalles que se pierden si no sigues el orden. Me ha ocurrido a mí, que sólo había leído el cuarto libro; no obstante he disfrutado muchísimo con su lectura, con la descripción tan sencilla como profunda que hace P. D. James de los personajes y del ambiente cerrado y cada vez más asfixiante de la isla. Una lectura muy muy recomendable.

“Diario de un farero”, de Julio Vilches.

Llegan hasta mí por diferentes caminos dos recomendaciones que son una: una autobiografía y un vídeo relacionado con la misma: “Sálvora. Diario de un farero“, de Julio Vilches. Julio fue farero en dicha isla desde 1980 hasta su reciente automatización, y quiere compartir sus vivencias en ella, tanto las exclusivamente profesionales como las más personales: cómo fue evolucionando su trabajo, a qué dedicaba sus ratos de ocio, diferentes personajes con los que fue coincidiendo… en fin, anécdotas de todo tipo y todas bien interesantes. Podéis haceros con él prácticamente en cualquier librería.

Y el vídeo, de unos 11 minutos de duración, nos ofrece unas preciosas imágenes, muy personales y exclusivas grabadas por Gloria Vilches, familiar de Julio como imaginaréis.

El faro de Sálvora ha sido automatizado este pasado año 2017. Hay varios documentos que nos describen este proceso, entre ellos este artículo en el Faro de Vigo de noviembre de 2017 y este segundo vídeo que os comparto y que también es muy ilustrativo:

Espero que disfrutéis de estos vídeos, que leáis el libro para descubrir esta fascinante y hermosa isla y luego, si os es posible, os acerquéis a recorrerla. Yo ya estuve allí y la disfruté muchísimo. ¡Hasta pronto!

“Luces de septiembre”, de Carlos Ruiz Zafón.

zafonDespedimos 2017 cerrando la Trilogía de la Niebla, de Carlos Ruiz Zafón, con “Las luces de septiembre“. El primer libro, si os acordáis, era “El príncipe de la niebla“. El segundo, “El palacio de la Medianoche“, está ambientado en Calcuta y no tiene nada que ver con los faros, así que nos saltaremos su reseña. De todas formas, sus lecturas son independientes, los personajes y tramas cambian de un libro a otro (creo que simplemente por ser juveniles los agruparon en una trilogía).

Este libro fue publicado en 1995, y es una historia de terror sobre una sombra maligna que se cierne sobre los protagonistas de la historia: la viuda Simone, sus hijos Irene y Dorian, el joven pescador Ismael, el acaudalado juguetero Lazarus Jan… La época: los años previos a la II Guerra Mundial. El escenario: un pueblecito de la costa francesa, la mansión de Lazarus y el bosque que la rodea, la casita de Simone, el faro y la isla en la cual se ubica. La historia te atrapa y te espanta, y, aunque el final no me quedó muy claro por qué el personaje maléfico quiere destruir a los buenos, la verdad es que en conjunto resulta un libro tan cautivador como espeluznante.

¡Os deseo que tengáis un maravilloso 2018, tan lleno de viajes a faros como de lecturas muy felices!

“El faro del viento”, Fernando Alonso.

faro del vientoEl faro del viento” es un libro de cuentos para niños de 9 o 10 años. De entre ellos, los que más me gustaron fueron el de una niña de ojos azules llamada Marta que quiere escapar de una prisión en forma de zapatitos de cristal, que no le permiten subirse a los árboles ni correr; el de una biblioteca popular organizada dentro de un viejo tranvía amarillo; y el de la amistad entre un niño, un gato y un gorrión que viven en una buhardilla.

El cuento del faro habla sobre el talento de un niño que un día descubre una forma de viajar que no contamina ni cuesta dinero. Pero los ricachones del mundo, temiendo quedarse sin la fuente de su riqueza, lo encierran en una isla con un solitario faro. Con inteligencia y paciencia el niño conseguirá todo lo que se proponga.

“La isla del aire”, Alejandro Palomas.

Alejandro Palomas ha sido todo un descubrimiento para mí a raíz de la lectura de “Un hijo“, obra que recibió en 2016 el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. La historia me emocionó hasta el punto de que en el mismo instante en que la terminé volví a abrirlo por la primera página para releerlo, y disfrutar de los pequeños detalles que ahora sí comprendía. Después llegó “El secreto de los Hoffman” (de 2008), novela con olor a salitre que yo quise imaginar ambientada en Galicia; y por último “La isla del aire” (novela anterior, de 2005). Quizás éste sea el que menos me gustó de los tres. En ellos, el autor da voz a todos los personajes, en un esfuerzo por que conozcamos la historia y psicología de cada uno. En mi opinión lo consigue exitosamente.

En “La isla del aire” nos encontramos a cinco mujeres de la misma familia (los hombres aquí apenas tienen voz), todas ellas enfermas física o espiritualmente. La abuela decide obligarlas a realizar una pequeña excursión a la cercana isla del Aire en un intento de curar viejas heridas. La isla se encuentra dominada por un faro, una especie de dedo acusador que las obligará a confesarse pecados del pasado (y algunos más cercanos) para intentar seguir adelante con sus vidas.

Quizás no me gustado tanto debido al personaje de la abuela, no acabo de comprender si sus intenciones con la familia son buenas o no, si es egoísta o no ha sabido tomar decisiones de otra forma. Y también me parece difícil conseguir que las personas lleguen a hablar de forma tan profunda, sincera y desgarradora como ellas lo hacen. Pero a pesar de no llegármelo a creer del todo creo que como ficción es muy buena y su lectura me ha enganchado.

“La tormenta de nieve”, Johan Theorin.

theorinPara recibir el 2017 con buen pie os voy a recomendar una lectura estupenda. Un país frío aunque acogedor, Suecia, y concretamente una isla del Báltico, Öland, son el escenario de la tetralogía de Johan Theorin, un autor que ha sabido reunir las leyendas locales y el folclore de su país con la investigación criminal. Cada uno de los libros está ambientado en una estación del año, y a éste (el segundo) le corresponde un invierno gélido, como imaginaréis. Dos faros construidos en 1846 en la localidad de Åludden (con el fin de diferenciar su puerto de otros de la isla) han sido testigos de infinidad de historias donde la muerte no tiene la última palabra, ya que, según la leyenda, los difuntos vuelven allí cada Nochebuena para celebrar esta fiesta cristiana. Desde que la casa de los fareros fue edificada con los restos de un naufragio, la desgracia persigue a quienes la han habitado, y ya en el siglo XXI la familia Westin no conseguirá escapar a ella.

Una novela absorbente y adictiva, donde los personajes evolucionan y nos descubren facetas sorprendentes e insospechadas de su personalidad. Como la vida misma.

¡Feliz y salitroso año!