Faro del islote de Anxuela (San Cibrao).

DIQUE DE ABRIGOContinuando con el paseo por San Cibrao que comenzamos el 7 de octubre, conocemos hoy la señalización del dique de Anxuela. Fue construido en 1955, y protege y cierra la playa de O Torno. La señalización es verde y mide 6 metros de altura. Su luz alcanza las 3 MN y es también de color verde.

Anxuela

Desde esta hermosa playa lo primero que me llamó la atención fue una escultura, la de la Maruxaina. Con la marea alta, la sirena Maruxaina parece nadar entre las olas. Según dice la leyenda, la Maruxaina vivía en una isla cerca de os Farallóns, en un palacio debajo del mar. Cuando se desataba una tormenta, salía a la superficie para cantar o tocar un cuerno, según algunos marineros para atraerles a las rocas y hacerles naufragar; pero hay quien cree que lo hacía para avisarles del peligro que se aproximaba.Maruxaina

Todos los años, el segundo sábado de agosto, hay una celebración muy popular a su alrededor: después de todo un día de fiesta, al llegar la noche se apagan todas las luces del pueblo; los vecinos bajan a la playa, donde la Maruxaina llegará en barca desde Os Farallóns entre sonidos de cuernos. Allí será juzgada y los vecinos deben decidir si la indultan o la condenan. Después del veredicto se celebrará una gran fiesta hasta el amanecer.

Además de pasear por la playa y visitar el faro de Punta Atalaia, os recomiendo visitar el Museo Provincial del Mar, un sitio realmente chulo con toda clase de instrumentos de pesca y navegación, además de piezas de interés biológico. Fue abierto gracias a la pasión coleccionista de un maestro de escuela, Francisco Rivera Casás. La entrada es gratuita.

Playa de Cubelas

En la otra playa de San Cibrao, Cubelas, destacan los restos de una fábrica de salazones conocida como o castelo marino.

Para quien quiera tener información más exhaustiva sobre el pueblo de San Cibrao, encontré un documento muy interesante sobre su historia escrito por Emilio Xosé Ínsua: O porto de San Cibrao (Cervo) ao longo da historia.

¡Hasta pronto!

Anuncios

Baliza de Pedras de Sargo, Aguiño (Riveira).

Puente

Hoy continuaremos conociendo la parroquia de Aguiño. Después de un paseo por su puerto caminamos hacia el este y así llegaremos a una preciosa zona: el puente hacia As Centoleiras. Son una docena de islotes que deben su nombre a la centolla, que parece ser muy abundante en ese lugar.

El puente es de reciente construcción, y es muy agradable recorrerlo hasta llegar a la minúscula playa que hay al final del mismo. En ella, pequeñas familias disfrutaban de la tarde, que aquel día alternaba ratos de sol con otros de niebla. Desde allí se divisan el resto de islotes que hay entre Aguiño y Sálvora, que son muchos. Tienen unas formas muy peculiares, como podéis ver en las fotos que saqué. Cada uno de ellos tiene su propio nombre y leyenda, por supuesto; si tenéis curiosidad sobre el tema podéis leer algo más en la estupenda web Vivir Galicia.

Podréis imaginar que estos islotes son muy peligrosos para la navegación, así que al sur de los mismos, concretamente en as Pedras do Sargo, se ha edificado la baliza de Pedras de Sargo. Desde la pequeña playa en que nos encontramos se divisa perfectamente, y desde allí saqué las fotos que hoy os traigo.

Baliza a lo lejosComo véis, la torre es verdiblanca, y mide 12 metros de altura. El color de su luz es verde y alcanza las 6 millas náuticas.

Baliza y gaviotas

Al volver sobre nuestros pasos hacia Aguiño saqué esta foto de abajo con una bonita vista de las casitas de colores y la hermosa playa de Carreira. Lástima que el ansia por la construcción haya llenado el pueblo de edificios sin gusto ni personalidad, como en tantos pueblos…

Aguiño desde el puente