Faro de Cabo Touriñán (Muxía).

Hoy quiero escribir sobre el faro del cabo más occidental de Galicia, el de Touriñán, aunque la fama se la lleve, inmerecidamente, el de Finisterre. El faro está situado en una comarca dura, inhóspita y llena de tojos  y brezos, donde el viento nunca para de soplar, doy fe de ello. Dicen que quien no haya visto el Atlántico rugir al pie de este faro no conoce el poder del mar. Parece el auténtico fin del mundo. A pesar de ello, en verano y durante la marea baja es posible ver cómo los percebeiros arriesgan sus vidas.

El faro original, que sigue en pie a escasos diez metros del nuevo, se inauguró en 1898 aprovechando un aparato óptico en desuso heredado del faro de Cabo Vilán. El nuevo faro de hormigón, el que se ve aquí a la derecha, empezó a funcionar en 1981, y consigue un mayor alcance que el antiguo (23 millas frente a las 20 del  anterior, que a su vez empezó con tan solo 10 millas de alcance). Un cartel allí situado lo califica de “funcional e inexpresiva torre, símbolo de la automatización de nuestros días“. No parece que le tengan mucho cariño, aunque la verdad, bonito, bonito, no es.

No tuvimos ningún problema en llegar hasta allí, la señalización es buena y vi varios carteles antes de llegar al cabo; al salir del pueblo de Touriñán recorrimos unos 2 km en coche por una estrecha y sinuosa carretera que lleva directamente a los faros. Estos no aparecen hasta la última curva,  lo cual me dio la inquietante sensación de conducir hacia ninguna parte, hacia el mar, directamente.

Su construcción vino impulsada por los numerosos naufragios que hubo en la zona, debidos, además de a los temporales que la azotan, a las lenguas de piedras que penetran en el mar; algunas quedan al descubierto cuando baja la marea. Y leyendo sobre este tema descubrí una curiosísima historia, la del barco alemán “Madeleine Reig“, que en 1935 partió en dos y echó a pique al pesquero gallego “Ocho Hermanos“. Pues bien, 22 años después, en 1957, el “Madeleine Reig” se hundió casi en el mismo lugar tras encallar en las rocas en una noche de niebla. Afortunadamente no hubo víctimas en ninguno de los naufragios, pero parece como si la costa hubiese esperado todo ese tiempo para cobrarse su venganza…

En una de las paredes del faro antiguo alguien inspirado escribió un largo poema dedicado a Dios. No pude averiguar de quién fue la ocurrencia porque el autor no dejó su firma, ni tampoco si tienen previsto limpiarlo; pero aquí queda la fotografía como recuerdo imborrable de esas horas de trabajo y buena letra. Por si acaso.

5 pensamientos en “Faro de Cabo Touriñán (Muxía).

  1. Pingback: ¿Cuántos faros tenemos en Galicia? | Faros de Galicia

  2. Pingback: Ruta en moto costa da morte(Muxia-Coruña) | rincon del viaje en moto

  3. .
    De los pocos faros de la costa gallega que todavía NO he ido a visitar…

    … ya esta apuntado entre otros en la lista de lugares para este otoño.

    – LULO –

    • Hola Lulo! Yo para este otoño tengo en mi lista Estaca de Bares y Cabo Vilán, dos míticos que se me han escapado por imprevistos varios y a los que les tengo muchas ganas!!

      Saluditos!!

  4. Pingback: Faro de Fisterra. | Faros de Galicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s